?

Log in

portada contactos calendario quiénes somos Anterior Anterior
Huérfanos - Comic online
dreamers.com/huerfanos
Bueno, ya estamos en noviembre de 2008, hace ya cinco años que no ha salido un número nuevo de Huérfanos, puede que sea un buen momento para echar la barrera y despedirnos sin poder jurar que realmente habrá un número nuevo próximamente. Mi firme propósito es que Huérfanos continúe, pero tendremos que seguir esperando a que los hados sean más favorables.

Así que de momento y para que no nos echéis mucho de menos, os dejo el preview del número que se quedó a medias.

No os olvidéis de dejarnos un mensaje en huerfanos@hotmail.com si queréis que os avisemos cuando haya novedades de este vuestro cómic. Hasta entonces, no dejéis de soñar.

Current Mood: disappointed

Deja un insulto
Cielos, han pasado casi cuatro meses desde mi anterior post! Ni un comentario friki! Ni una reseña de la tercera temporada de El Internado! Y por supuesto ... ni una página nueva desde la última vez!! Admitámoslo, después de cuatro años y medio cuesta encontrar la inspiración para terminar algo que parece llevar en el mismo estado toda la vida.

Y sin embargo, por fin he logrado desenpolvar mis pinceles y volver a terminar... OTRA PÁGINA! Esto que en el caso de un autor decente se consideraría lamentable, en el de uno heroico como yo es poco menos que épico. Y el día en el que esa página sea la última, caerán los muros de Jericó (como mínimo).

Aprovechando lo que supongo que será solo otro arranque creativo sin continuidad, debo dar la bienvenida a este diario al anónimo (anónima?) lector/a que en el post anterior se animaba a tratarme de elitista y snob por recibir con alborozo un detalle friki al azar. Razón no le falta, pero por si acaso su opinión podía tener matices, voy a compartir con vosotros un pequeño experimento sociológico que he estado desarrollando estos últimos meses, y que involucra a mis personajes de Huérfanos.

Suelen decir muchos guionistas y autores que en algún momento de la escritura, los personajes empiezan a hablar, moverse y vivir por su cuenta, de forma que ellos solo son los narradores de excepción de esas vidas autónomas. Yo mismo he experimentado de tal síndrome en mis escasos escarceos como guionista (aunque después de más de 15 años escribiendo la misma historia, a cualquiera le parecería que sus personajes son viejos amigos... reales). El caso es que, algo frustrado de mis pobres progresos dando vida a mis Huérfanos favoritos (aclaremos que el retraso ha sido debido en su mayoría al asedio de mi estudio de dibujo por parte de los albañiles y pintores), decidí darles algo de vida registrándolos en Facebook como si de amigos cualesquiera se tratara. Por si no termináis de creeros como puedo ser de esquizofrénico, aquí mis amigos Eduardo, Sara y Lita. Tienen sus propias direcciones de e-mail y todo.

Sí, lo sé. Se me va un poco. Es lo que tiene un año sabático si no se canalizan bien las energías.

Y sin embargo, cuál no sería mi sorpresa al descubrir, después de haberles dejado abandonados durante meses a su suerte, descubrir que los alter egos virtuales de mis personajes de ficción ... han hecho amigos! Como lo leéis, algunos desconocidos que al parecer tienen vidas incluso más aburridas que la mía, han agregado a nuestros aprendices de mago como amigos en Facebook, sin dejar que el hecho de no conocerlos de nada (por las razones obvias) les haya amendrentado. Ni tampoco han sospechado de un nombre como Hipólita Princesa Borovnia o de frases de estado como "Sara en ocasiones ve muertos", "Eduardo está poseído por el espíritu de un chucho diabólico", o "Hipólita está huyendo de sus enemigos de Grovaldia" (!!!)

Esto podría parecer una anécdota más si no fuera porque con estas tonterías incluidas, Lita ha hecho nada menos que OCHO amigos! Que no es mucho para un Facebook típico - pero para alguien que no existe?

Y bueno, puestos a llevar la broma adelante, y en caso de que también tengáis una segunda existencia en Facebook, podéis agregarlos vosotros también si os apetece, que ya no vendrá de uno o dos amigos de ficción más. Y por lo menos vosotros sabréis que era una broma...

Current Location: Palma de Mallorca
Current Mood: quixotic

1 insulto o Deja un insulto
Permitidme hoy una entrada breve, en la que quiero llamar la atención sobre unas fotos aparecidas en el blog del programa No Somos Nadie de M80 Radio, aquí. En tales fotos, el equipo del programa nos muestra el contenido de sus respectivos bolsos, invitando a los oyentes a hacer lo mismo. Pero el que me ha llamado la atención ha sido este:



El bolso en cuestión corresponde a Jimina Sabadú, colaboradora del programa y friki extraordinaire a la que desde aquí envío mi admiración sin límites. Pero si observáis detenidamente la imagen, descubriréis que al igual que yo, Jimina lee libros de fantasía en inglés, sin complejo alguno, y además se está leyendo nada menos que El Último Unicornio, el mismo libro con el que nuestro antihéroe Eduardo se dormía en la cama en nuestro primer número:


Un detalle friki que no me resistía a compartir. Y ahora continúen disfrutando de la programación...

Current Mood: shocked

4 insultos o Deja un insulto
Iker JiménezBueno, después de más de dos meses seguro que no es ninguna sorpresa que os cuente que el número cuatro sigue cociéndose a fuego lento (muuuuyyyyyy lentooooo) así que aprovechando que hoy he logrado terminar otra página (más o menos, que me faltan unos fondos para los que necesitaba unas referencias), aprovecho para plantear otro de mis apasionantes temas de debate.

Los fantasmas no existen.

Como lo leéis. Ni los vampiros, ni los hombres lobo, ni los poltergeist, ni los sueños premonitorios, ni la vida después de la muerte, ni los extraterrestres, ni la percepción extrasensorial, ni el triángulo de las bermudas. Nada de todo eso es real, y sin embargo estos son temas que cuentan con una atención habitual por parte no solo de personas normales y corrientes, sino también de medios especializados (prensa, radio, televisión) donde estos temas se tratan con cierta gravedad, con la apariencia de tacto informativo que normalmente se reservaría para temas realmente delicados (terrorismo, abuso de menores, cosas así). Hay una razón para esta búsqueda de una cierta respetabilidad, y es que en inconsciente colectivo, incluso entre personas que se consideran abiertamente escépticas, existe la duda.

Todo el mundo ha oido hablar de sesiones de ouija que terminaron en extraños fenómenos, de alguien que asegura haber visto una luz extraña en el cielo, de un sueño que pareció hacerse realidad. Y por supuesto, siempre hay quien ha acudido, o conoce a alguien que lo ha hecho, a la consulta de un vidente para pedir consejo o averiguar algún hecho, usando para ello técnicas pertenecientes a las, mal llamadas, Ciencias Ocultas. Yo mismo trabajé hace más de diez años con un grupo de tales videntes, en una "convención" (léase casetas de futurología) montada en un centro comercial de Palma (y que podéis ver más o menos recreada en las primeras páginas de nuestro número 1, no sin cierto ánimo de mofa), y aunque la experiencia resultó de lo más interesante, no le doy a ninguna de tales creencias más o menos extravagantes y sobrenaturales, la menor credibilidad.

Y sin embargo, en cierta manera, la magia es real, como los son los ovnis, los fenómenos extraños, y los poderes de la mente. Lo son en la medida en la que recurrentemente aparecen casos aparentemente inexplicables en los que donde la ciencia se limita a rascarse el mentón, la superstición y la credulidad van un paso más allá para buscar las explicaciones más esotéricas. Y aunque creamos sin dudar que no existe prueba alguna de la existencia de lo "misterioso" (por usar el mismo tibio eufemismo que Iker Jiménez), esos mismos fenómenos capturan nuestra curiosidad e imaginación, y a partir de aquí cada uno reacciona como quiere. Unos se especializan en difundir tales patrañas, otros en denunciarlas como tales, y otros hacen películas y series de televisión. Y otros, en fin, nos dedicamos a hacer cómics con ellas.

Pero eso sí, procuramos jugar con la duda al respecto de la pregunta "¿y si todo esto fuera verdad?", buscando una mayor plausibilidad de la historia a costa de sus elementos más fantasiosos. Es por ello que si nuestros personajes fueran reales, se les tomaría por esquizofrénicos y perturbados, mientras otros, los más abiertos a lo raro, y en contra de toda duda razonable, darían crédito a sus desquiciadas historias... Y yo me pregunto: los autores de estas historias contaremos con el mismo beneficio de la duda, o de lo contrario, nos tomarán inmediatamente por locos?

Current Mood: skeptic

Deja un insulto
Ahora que ya he dado cuenta de la segunda temporada de El Internado, puedo confirmar la impresión de la que ya dejé constancia aquí, aunque he de admitirme gratamente sorprendido por la capacidad de los guionistas por mantener el interés, introducir personajes, y crear aceptables dosis de intriga. Entre los hits de esta temporada, los flashbacks que ponen en contacto las historias presente y pasada del colegio que da título a la serie, y que acaba por conferirle el interés que a menudo sus personajes se resisten a despertar. Al menos, voy a esperar con cierta expectación la siguiente remesa.

Pero si estoy hablando aquí de El Internado, aunque podría hacerlo solo por gusto, es por la relación que me permito establecer sin rubor alguno con mi propia obra. Puedo imaginar a los autores de la serie tomando la misma clase de decisiones de guión que las que Enric emprendió en su momento al decidir empaquetar nuestra historia de jóvenes con poderes en un formato más casero. Así, a pesar de reconocerse referencias (entre Enid Blyton y Harry Potter, entre Arriba y Abajo y la Escuela para jóvenes talentos del profesor Xavier, entre Frankenstein y Basket Case) la serie se esfuerza por buscar su carácter, aunque sea a costa de cierta credibilidad: véase las relaciones imposibles entre los profesores (de los cuales no parece haber ninguno sin pasados oscuros), los personajes de los jóvenes alumnos-detectives aparentemente paranoicos a la hora de confiar unos en otros, y sobre todo, el repelente par de mocosas mequetrefes que campa a sus anchas por todo el colegio y fuera de él (y cuyos diálogos constituyen algunas de las secuencias más sonrojantes que he podido ver en televisión desde Xena la princesa guerrera).

Los esfuerzos de ambientación local de la serie prácticamente se limitan a elevadas cantidades de product placement, hasta el punto de que llegan a introducirse planos, e incluso lineas de diálogo, en la secuencia para llamar la atención sobre un anunciante. Desconozco si esto es una constante en las series españolas, pero en todo caso, se me ocurren formas más sutiles de promoción que hacer que una figurante pronuncie la frase "usa esto que es lo mejor contra la grasa" al fondo de una escena. Además de las diversas marcas de leche, cuentos infantiles o servicios de paquetería (que acaban por ser un chiste recurrente), el detalle más alucinante es el del director del exclusivo internado, de modales exquisitos e impecablemente vestido, corrigiendo exámenes... con un boli BIC!!

Pero como criticar una serie por sus errores de guión y anécdotas logísticas es un signo de inmadurez (¿por qué Marcos habla con un acento gallego que parece salido de la aldea más recóndita de Orense, y en cambio sus padres y su hermana lo hacen en perfecto castellano?), me limitaré a los hechos. Recomendaría a cualquiera con un mínimo de tiempo libre o inquietud por ver series frikis en la tele que echara un ojo a El Internado, si no por su sobresaliente calidad, sí por abrir el camino a las series frikis de producción nacional, un género que ya se había hecho un hueco en cine en estos últimos años. Con un poco de suerte, su éxito llamará la atención de los productores sobre el olvidado género fantástico español, y cuando se queden sin series americanas que plagiar, o busquen alguna historia que desarrollar, así baratita, con magia de andar por casa, frikis, chicas guapas, monstruos y humor negro, allí nos aseguraremos de estar.

Aprovecho para recordar que sigue abierto el concurso para elegir el reparto ideal de Huérfanos con actores españoles. Por cierto, el cómic en sí, que es de lo que se supone que va todo esto, se encuentra temporalmente en un impasse debido al mal tiempo (y lo digo en serio). Pero paciencia que después de lo que hemos esperado ya no nos viene a dos semanas, verdad?

Current Mood: satisfied

Deja un insulto
Sigo dando señales de vida desde aquí, mientras el número 4 avanza con paso firme aunque lento, a razón de unas tres viñetas por día, que puede parecer poco pero que a este ritmo ya habrían salido más de once números desde el anterior, así que menos quejarse.

Mientras tanto, aprovecharé este espacio para poner a parir analizar la serie El Internado, de Antena 3, que viene a colación de este diario al tratarse de uno de los escasos intentos por parte de la televisión patria por desarrollar series de género que no parezcan una mala copia de alguna serie americana. En este caso, y habiéndome quedado de momento en la primera temporada, El Internado es un producto fallido por méritos propios, pero al menos ha de reconocérsele el esfuerzo por destacar, que a juzgar por sus resultados de audiencia, así como el premio TP a la mejor serie concedido esta semana (venciendo a Hospital Central y Aida: ahí es nada, el nivel al que nos estamos moviendo), debe haber convencido más de lo que me habría podido esperar.

Para los que no la conozcan, la serie relata la vida en un internado (de ahí su título, ingenioso, eh?) con el ominoso nombre de Laguna Negra. Los guiones siguen las historias de sus profesores y alumnos, y de los extraños sucesos que envuelven al lugar, buscando crear una atmósfera gótica, una intriga... esto... intrigante, y un paisaje humano cargado de dramatismo.  Sus propuestas pueden rastrearse hasta las historias de jóvenes detectives de Enid Blyton (y sus historias de internados, por cierto) aunque tampoco está lejos de ser un Harry Potter de los pobres.

Huelga decir que por comparación con una producción americana, la factura de la serie es pobre, pero al menos hace gala de un cierto encanto cutre, tan ingenuo que enternece. Sin embargo, concediendo ésta sería una comparación injusta, la serie pincha por sus guiones, tanto en la creación de la intriga, como en el desarrollo de los personajes, pasando por recursos argumentales de una extraordinaria candidez: una niña de cinco años se las arregla para entrar y salir del internado al bosque, prácticamente en cada episodio.

Sin embargo, y pese al francamente decepcionante rendimiento que le sacan los guionistas al punto de partida de la serie, quiero reivindicar más series como El Internado. De la misma manera que reivindico el fenómeno Harry Potter, el cual posiblemente ha contribuido a crear más lectores, y sobre todo más lectores de fantasía, que un centenar de campañas de promoción de la lectura, la serie de Antena 3 puede haber atraído un inesperado interés sobre el subgénero de "intriga de ambiente fantástico con adolescentes".

Y como ya se me ve venir, diré de una vez que todo esto iba a que Enric y yo ya habíamos hecho esto antes. Pero ya hablaré de esto cuando haya visto la segunda temporada. Que aunque cutre y previsible, me ha picado la curiosidad...

CONTINUARÁ

Current Mood: disappointed

1 insulto o Deja un insulto
Grandes noticias, por fin estoy de regreso en mi mesa de dibujo, donde el número 4 se sigue cociendo a fuego lento. Aunque es un poco pronto para dar fechas, quiero tranquilizar a nuestra legión de seguidores de que esta vez parece que es la buena, que Marv por fin parece un lobo, y que Ismael, el nuevo miembro de la pandilla, no dejará indiferentes.

A medida que avanza el número 4 se acerca el final de nuestro concurso para elegir al cásting perfecto de Huérfanos, que está gozando de una inmensa acogida, no doy abasto de contar mensajes aportando sugerencias. Gracias a todos los participantes, y no dejéis de dejar vuestras propuestas aquí, o por e-mail.

Mientras tanto, animaremos un poco el cotarro. Para el personaje de Sara, seguimos esperando vuestras propuestas para la actriz perfecta, pero a modo de comentario de making of, os contaré a quién uso de referencia para dibujarla, aunque sea la más improbable de las opciones para interpretarla: nada menos que Natalia, una de las zorritas jóvenes promesas de Operación Triunfo, y que según he podido constatar al parecer presentaba un programa infantil (!!!), lo cual es un anticipo de una nueva generación onanista  (y en todo caso, mejor que la generación borderline que creció con Leticia Sabater, pero esa es otra historia). Valga mencionar lo que me ha costado encontrar en la red una foto en la que no pareciera una puta tuviera un aspecto demasiado sugerente. En todo caso, a Sara la caracterizo con ojazos estilo manga para rebajarle un poco la sexualidad (mas)turbadora de la original.

Pues eso, que algunos nunca terminamos de madurar del todo. Debe ser cosa de los cómics...


 

Current Mood: horny

1 insulto o Deja un insulto
Obras en casa, y por supuesto el único lugar al que no puedo acceder es a mi estudio. Oh fatalidad, me veo obligado a descansar de mis dibujos hasta que me dejen. Y eso que ahora estaba haciendo progresos y avanzando con regularidad. Què hi farem.

Mientras, aprovecharé para tratar de montar de una maldita vez la web de Huérfanos, y así tener algo menos triste que mostrar cuando colguemos el nuevo número, sobre todo si se me ocurre poner en marcha una campaña de marketing viral que se me ha ocurrido con la sibilina idea de atraer sobre esta magna obra la atención no solo de los curiosos sino también, si es posible, de los medios. Viendo cuanta sordidez y mediocridad hay por el mundo, uno no puede menos que indignarse y pedir su trozo del pastel. A la mierda mi pusilánime declaración de principios: quiero reconocimiento a mi esfuerzo y lo quiero YA.

Bueno, o cuando pueda volver a dibujar, al menos. Las noticias son buenas porque ya he llegado al medio número completamente entintado (un 75% de progreso, podríamos decir en términos de windows) así que puede que esta vez los augurios sean buenos, las estrellas se alineen y el gran Cthulhu salga de su letargo por fin, y nos llame para pedir un número.

Aprovecho para recordar que tenemos abierto el concurso para encontrar al perfecto cásting español de Huérfanos, en el que de momento la lucha más reñida es para el papel de Marv. Otra propuesta controvertida es la de José Luis Gil (de Aqui no hay quien viva) para el papel de Yago, una vez descartado Fernando Fernán Gómez (la elección obvia) por estar muerto.




No dejéis de seguir haciéndonos llegar vuestras propuestas, un original de valor incalculable está en juego!

Current Location: Palma de Mallorca
Current Mood: cynical

1 insulto o Deja un insulto
Feliz año nuevo a todos. Bueno, pues ya hemos sobrevivido a otro año, y ya van cuatro y pico sin un nuevo Huérfanos que echarse a la boca (o lo que sea que hagáis con ellos) pero hoy como buen arcángel (por nombre al menos) soy portador de buenas noticias. Los dibujos del cuarto número ya están completo en un 62,5 por ciento, mientras el guión ya lleva completo mucho tiempo (en respuesta a la alucinante pero real pregunta de si se hace antes el guión o el dibujo). Así que para celebrarlo y crear un poco de expectación, propongo un concurso que durará desde hoy hasta el dia del feliz advenimiento. Ahí va.

Si una cosa me gusta de hacer Huérfanos (y me consta que a Enric también) es la posibilidad de trabajar en historias cercanas a la realidad, por más que estén impregnadas de fantasía. Curiosamente, y sin que queramos apuntarnos a ninguna moda, esta es una tendencia reciente en la televisión y el cine españoles, que está dejando cada vez más entrar los géneros entre sus tradicionales propuestas de drama o comedia que habían vertebrado la producción patria. Y lo que es más, con el beneplácito del público. Aunque los éxitos televisivos autóctonos del momento siguen siendo las series de policías, hospitales o matrimonios, también se han colado en la parrilla televisiva series como Génesis (que es un poco como El Comisario pero con psicópatas) o El Internado (que es un poco como Compañeros pero con monstruo, salvando las distancias), a las que se une el reciente (y un poco exagerado, para qué engañarnos) éxito en cines de El Orfanato o REC.

Estas propuestas presentan algunos problemas evidentes en mi opinión: uno, que a menudo beben de patrones clásicos del género que se pueden rastrear en docenas o centenares de producciones extranjeras, de las que son una copia más o menos evidente pero con actores y escenarios españoles, que siempre va bien a la hora de obtener subvenciones. La otra es la alarmante pobreza y falta de originalidad de los guiones, lo cual augura un triste porvenir al genero fantástico español si éste no se renueva antes de que al público se le pase la euforia coyuntural. Oía esta mañana una entrevista en la radio en la que uno de los creadores de Siete Vidas contaba que más de 80 guionistas trabajaron en la serie. 80 guionistas!! Yo habría dicho a esa serie le bastaba con dos, uno que se dedicaba a ver Friends, y se lo contara al otro para que la reescribiera a la española.

Pero lo que en definitiva quería decir es que si al cine o a la tele les hacen falta ideas de producciones fantásticas baratitas con personajes y situaciones patrios, ahi estamos Enric y yo para lo que nos necesiten. Y de eso va el concurso que os propongo: queremos buscar el cásting perfecto para la versión de carne y hueso de nuestros personajes (de los que conocéis hasta ahora, al menos), exclusivamente con actores españoles. Un poco como lo que hicieron Vicisitud y Sordidez en aquel mítico cásting de Perdidos a la española.

Y para los tímidos, mi primera sugerencia es para el personaje de Lita, la actriz Marta Berenguer que interpreta a Nacha (la hippie) en Camera Café (y es que lleva hasta el mismo peinado):



Así que todos a dejar vuestra propuesta en los comentarios, o por e-mail: huerfanos@hotmail.com. Entre los participantes (excepto Enric), sortearemos un número 4 de Huérfanos firmado por los autores así como un original de M.A. (yo) perteneciente al mismo número.

Current Location: Palma de Mallorca
Current Mood: sympathetic

2 insultos o Deja un insulto
Como soy un hombre parco en palabras (como ya habréis comprobado) voy a dejar que mis personajes hablen por mí. Si, esta es la misma felicitación de navidad de hace dos años (pero con el año cambiado), pero qué puedo decir, sigue siendo igual de válida que entonces. Así que lo dicho, que tengáis la fiesta en paz y que nos vemos el año que viene.

Current Mood: lazy

Deja un insulto